Imagen de archivo termómetro

El dato sobre los casos de coronavirus que deja en mal lugar a PP y C's

La Comunidad de Madrid defiende que los aeropuertos han ejercido como «coladeros» de infectados de coronavirus

Este año los aeropuertos están siendo protagonistas de los titulares pero por un motivo muy diferente al de años anteriores: ahora no es por culpa de las aglomeraciones de turistas, sino por la poca cantidad que ha habido y la mayoría de ellos culpables de los brotes de coronavirus

El gobierno de la Comunidad de Madrid ha calificado el aeropuerto de Barajas como un «coladero» de infectados de Covid-19, ya que en España han llegado 1.370 personas con el virus, de las cuales 136 lo hicieron por la capital. 

Sin embargo, los datos no corroboran lo mismo: es muy difícil que los aeropuertos hayan sido «coladeros» porque casi no han llegado turistas. Las únicas personas que han podido viajar a España han sido aquellas que pertenecen a los 11 países a los que la Unión Europea dio luz verde por tener una situación favorable.

Según los datos proporcionados por Aena, fue el aeropuerto de Palma de Mallorca el que en julio recibió más visitas con un total de 1.102.854 pasajeros, seguido de Barajas con 990.000.

Si se comparan estos datos con los que había antes de cerrar fronteras en febrero, los turistas han bajado hasta cinco veces menos que entonces y siete menos que el mismo mes el año anterior.

En junio el Ministerio de Sanidad estableció un protocolo de seguridad para los viajeros procedentes del extranjero que llegasen a España. En primer lugar el pasajero tenía que rellenar un formulario electrónico sobre sus antecedentes de salud y que servía para localizar su ubicación en el vuelo en caso de ser necesario un rastro.

En segundo lugar, un control visual por si a simple vista se detectase algún síntoma y en tercer lugar, una toma de temperatura. No obstante, este protocolo no se llevaba a caso con los viajeros intrapeninsulares. 

Es por estos motivos que a aquellas personas que son asintomáticas se han escapado de los controles del aeropuerto y han sido detectados de forma tardía. 

Un mejor protocolo de seguridad no hubiera supuesto una expansión del virus más baja

«El sistema se ha ido engrasando progresivamente», manifestó la representante del sindicato ASME, Mar Faraco. «Han venido barcos con situaciones muy difíciles, gente conviviendo muchos días, mercancías de mucho coste... en muchos sitios ha dado más la lata». 

«Cuando alguien da positivo y reporta haber viajado a España desde el extranjero, el epidemiólogo de zona tiene que contactarnos y ver quién ha sido contacto en el vuelo».

«Sin el formulario, el proceso requeriría de las compañías, podría haber problemas con la ley de protección de datos… ha agilizado mucho el sistema», ha comentado sobre el protocolo de los aeropuertos.

Además también ha defendido que «Viendo el número de casos importados que hemos tenido, no hubiésemos estado mejor con un mejor control de aeropuertos. Con PCR, ni hubiésemos ido a peor ni nos hubiésemos salvado».

lldefonso Hernández, portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) y asesor epidemiológico en el Gobierno de la Comunidad Valenciana, ha defendido que los aeropuertos no han ejercido como «coladeros» de infectados. «Se puede afirmar que la importación de casos ha sido de una proporción muy baja».

«Al inicio del periodo turístico, las tasas de incidencia en Europa, de donde más venían, eran bajísimas. Incluida España. En España han subido antes, pero es ahora cuando empiezan a incrementar en otros países».

«Los grandes proveedores de turismo se han cortado casi antes de agotar el verano. Las cuarentenas a alemanes, a británicos… han hecho que vengan muchos menos de lo esperado».