Primer plano de Ugur Sahin, fundador de BioNTech

Los creadores de la vacuna de Pfizer marcan la fecha del fin de la pandemia

El ejemplo de la India demuestra que no derrotaremos el virus hasta que la vacuna llegue a todos los rincones del mundo

Mientras las nuevas variantes amenazan con frenar la salida de la pandemia, la vacunación se ha convertido en la gran arma de la humanidad para derrotar al virus. En España, Pfizer/BioNTech se ha convertido en la principal vacuna tras las dudas sembradas por AstraZeneca. Y ahora, sus dueños, acaban de poner fecha al fin de la pandemia.

BioNTech es una empresa de biotecnología que ha desarrollado la vacuna junto a Pfizer, la farmacéutica líder a nivel mundial. Sus fundadores son Ugur Sahin y Özlem Türeci, una pareja alemana hijos de inmigrantes turcos que han tenido un papel clave en el desarrollo de la vacuna contra el coronavirus. Según su última predicción, la pandemia puede durar hasta mediados de 2022.

Sahin y Türeci, médicos de profesión, creen que a mediados de 2022 se conseguirá un alto nivel de inmunidad en todas las regiones del mundo. «Para esa fecha, incluso las regiones con alta densidad de población como la India habrán alcanzado una alta tasa de vacunación e inmunidad de rebaño», declararon a The Wall Street Journal.

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A que esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

Lo que está pasando ahora es algo que los expertos ya habían advertido: por muy rápido que avance la vacunación en los países más ricos, no se alcanzará la normalidad hasta que las vacunas lleguen a todos los rincones del mundo. India es un ejemplo: aunque Europa y España intentan apretar el acelerador con la vacuna, la llegada de la nueva variante más contagiosa del país asiático amenaza con nuevos repuntes de contagio.

Con la mirada puesta en la India

Ugur Sahin es optimista y cree que en los próximos 12 meses los países desarrollados y los que están en vías de desarrollo conseguirán un alto nivel de protección colectiva. Según su punto de vista, en lugares como Europa y Estados Unidos, la pandemia empieza a estar ya bajo control gracias a las vacunas y al mantenimiento de las medidas sanitarias. Pero también advierte del riesgo que supone tener países sin vacunar como la India, donde el virus se propaga rápidamente por la dificultad de mantener el distanciamiento social.

Por eso, asegura que la pandemia no acabará hasta que haya inmunidad de rebaño en todo el mundo. En este sentido, su compañía está aumentando su capacidad de producción para fabricar más dosis que puedan ayudar a países como la India. La situación es extrema en ese país asiático, donde ayer se batió un nuevo récord de fallecidos y va camino de superar todas las cifras vistas hasta ahora. Los expertos lo consideran como una nueva pandemia.

En las últimas 24 horas se han administrado 1,4 millones de dosis, un ritmo bastante más bajo que hace unas semanas, cuando se llegaban a poner 3,5 millones. A fecha de hoy se han vacunado 160 millones de personas en el país. Aun así, el porcentaje de la población completamente vacunada sigue siendo muy bajo, apenas el 2%, a pesar de que la vacuna sigue siendo la gran esperanza india para superar la peor oleada de contagios del mundo.

Proponen mezclar diferentes vacunas

A efectos de acelerar la vacunación en todo el mundo, Özlem Türeci no descarta que sea necesario combinar distintos tipos de vacunas. Una mezcla que incluiría, según explica, las vacunas de ARN mensajero, como Pfizer, y las que utilizan el método tradicional de las vacunas, como AstraZeneca. «Cuanto más vacunas tengamos disponibles, mejor. En principio podemos mezclarlas y combinarlas», explicó la jefa médica de BioNTech.

La nueva predicción de los creadores de Pfizer contrasta con su propia previsión hace apenas unos meses, cuando dijeron que la nueva normalidad llegaría después del verano. Una perspectiva sin duda optimista, en un momento en el que parecía que la vacunación no tendría obstáculos y avanzaría rápidamente hacia la inmunidad de rebaño mundial.

Pero la aparición de efectos secundarios graves en algunas vacunas, la relajación de las medidas sanitarias y la propagación de las nuevas variantes más contagiosas han frenado el ritmo de salida de la pandemia. Aun así, las vacunas siguen siendo la gran esperanza para derrotar al coronavirus, y todos los esfuerzos se centran ahora en ampliar la capacidad de producción para fabricar más dosis.