Imagen de una calle de Córdoba

«Sin vacaciones y trabajando los fines de semana» La nueva propuesta en España

Los tres expertos han expuesto en su tesis una serie de medidas para mitigar un daño irreparable en la economía

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

La economía española se encuentra en un estado de «hibernación»  a causa del estado de alarma y el parón de las actividades no esenciales. En esta situación la salud ha prevalecido sobre otro criterio en la mesa de la Moncloa. Pero los economistas ya empiezan a temer que, si el confinamiento  se alarga más, la economía  sufrirá daños irreparables a corto y medio plazo.

Tras esta noticia y han empezado a surgir las primeras voces partidarias de  levantar el aislamiento gradualmente para mitigar los daños en  el sector económico. Tal y como ha aclarado  La Razón, una de las propuestas que se ha hecho oír más la han realizado tres expertos de la Universidad Autónoma de Barcelona.

En su trabajo titulado 'Evidencias de un emergente resquicio de esperanza. El difícil camino para evitar una catástrofe económica en España e Italia' han plasmado una serie de  iniciativas,  que no te van a hacer mucha gracia, como trabajar los fines de semana y suspender las vacaciones de verano  para recuperar la bonanza económica previa al brote de coronavirus.

El camino de los expertos

Para frenar el colapso del sistema económico del país, Busch, Ludwig y Santaeulàlia-Llopis  han propuesto «que regresen los grupos con baja prevalencia y tasa de infección. Esto se debe hacer de manera paulatina, pero con frecuentes actualizaciones conforme surjan las pruebas representativas. Si las pruebas apuntan a que gran parte de la población ya está infectada, debemos plantear levantar el confinamiento más rápidamente», han afirmado los expertos

Los tres profesionales, para recuperar el tiempo perdido durante  la cuarentena, han planteado varias opciones: Una de ellas seria «extensiones de trabajo en sábado y domingo que se deberían considerar para producción de bienes y servicios en los que sea factible».

Otra medida que han propuesto los autores ha sido que, «el transporte público debe restablecerse a plena capacidad» y, que además,  la jornada laboral se extienda a 16 horas «con empresas que ajusten su inicio y final de actividad de manera que menos trabajadores viajen y estén en su lugar de trabajo al mismo tiempo».

Por último, pero no menos doloroso, han propuesto que los sindicatos, los empresarios y los gobiernos se coordinen para suspender parcialmente las vacaciones de verano y, de esta manera, «compensar parcialmente la pérdida de actividad económica».

Una luz al final del túnel

Los expertos han comparado su tesis de que la situación ha mejorado lo suficiente como para reactivar el flujo de actividades con los datos de la Johns Hopkins University. Según estos estudios, «el flujo de muertes diarias está ya empezando a disminuir. La caída en el número diario de muertes, es decir, una tasa negativa de crecimiento en el flujo de muertes, indica ya un avanzado estado de la epidemia».han añadido. Además, según han indicado, «el flujo de nuevas infecciones diarias se está allanando desde hace una semana, y ya ha empezado a bajar durante los últimos días» y, por lo tanto, sería viable empezar a  tomar medidas y propuestas.