Mujer con mascarilla sentada en el sofá y la cabeza apoyada en la mano

El coronavirus dura una semana menos entre la gente que tiene cefalea

Esta es la conclusión obtenida por los neurólogos del Hospital Vall d’Hebron, que creen que podía tener algún efecto protector

Desde hace tiempo, sabemos que el dolor de cabeza es uno de los síntomas más habituales de los enfermos hospitalizados por Covid-19, según cuentan al diario 'La Vanguardia' algunos profesionales sanitarios del Hospital Vall d’Hebron. Y según lo observado en dicho centro hospitalario, quienes padecen esa cefalea llevan mejor el virus, finalizando el proceso una semana antes que los demás pacientes. Desde el hospital catalán piensan que podría tener cierto efecto de protección.

En el Hospital Vall d’Hebron consideran que fue algo positivo que se decidieran a poner a todas las especialidades a cuidar pacientes de coronavirus cuando la primera ola les azotó de imprevisto. Fue por ese motivo, por el cual el equipo de neurólogos especialista en cefaleas vio que el dolor de cabeza era un síntoma muy habitual entre aquellos pacientes que llegaban a urgencias por el coronavirus.

¿Cómo descubrieron la relación entre las cefaleas y la menor duración del coronavirus?

Los neurólogos preguntaron a los enfermos por este y otros síntomas de otra índole con el objetivo de estudiar qué sucedía en sus cuerpos. «Porque nos llamaban pacientes importantes, de los que llevan mucho tiempo con cefaleas persistentes y a veces muy duras, explicándonos que nunca habían tenido un dolor tan fuerte como ahora coincidiendo con la infección. Eso nos puso en alerta y decidimos estudiar a todos los que llegaban a urgencias infectados», relata la neuróloga Patricia Pozo, jefa del grupo de Cefalea y Dolor Neurológico del Institut de Recerca del Vall d’Hebron (VHIR).

Por tanto, los neurólogos comprobaron que 3 de cada 4 casos de pacientes con coronavirus sufría algún tipo de cefalea (diarreas, un 25% y la tos, un 60%). A su vez, los enfermos confesaban que la cefalea era el síntoma que más les molestaba, ya que a veces la saturación insuficiente de oxígeno no aparece apenas hasta que la situación es muy complicada. Por el contrario, en la cefalea sí ocurre esto. El 24,7% sufrían fuertes dolores de cabeza y tuvieron que pasar varias semanas para que desaparecieran.

Los neurólogos del Vall d’Hebron no han podido obtener aún una explicación científica

«Hicimos un análisis de los datos recogidos y hemos podido comprobar que quienes pasan una Covid moderada o grave, las que llegan al hospital, duran 7 días menos si cursan con cefalea». De momento, los neurólogos del Vall d’Hebron no han sabido obtener una explicación a lo sucedido pero sí tienen una hipótesis, aún no avanzada: «Esa fuerte inflamación local en la zona de la cara donde se concentra la infección y que causa la fuerte cefalea podría tener un efecto regulador o protector en la evolución de la infección», confiesa la neuróloga.

Puede razonarse como si esa inflamación vista en la primera fase impidiera que desencadene una gran inflamación en torno al octavo día, que es la que genera cuadros muy graves del coronavirus.

«Tiene realmente un efecto escudo», señala Patricia Pozo

Además, hay ciertas mediciones, como los niveles del antiinflamatorio interleucina 6 que apoyan lo investigado en el hospital catalán. «Comprobamos que no se eleva durante la enfermedad de quienes tienen Covid con cefalea. Tiene realmente un efecto escudo», señala Patricia Pozo. Asimismo, hay que destacar que los resultados de esta investigación se han publicado en la revista Cephalalgia.

Aunque no todo es positivo. Tras mes y medio semanas, cerca del 40% de los pacientes que padecían esa cefalea continuaron con el dolor de manera constante, no teniendo antecedentes la mitad de los pacientes. Por tanto, esto significa que la inflamación o la infección activa el sistema trigeminovascular, aquel que interviene en la migraña y en la falta de olfato, otro de los síntomas más comunes del coronavirus.