Agentes de la autoridad en Corea del Sur durante la epidemia del Coronaviurs

Corea: De tener el virus controlado, a tener ahora una segunda ola. Lo que puede pasar pronto en España

Las autoridades confirman que el repunte de infecciones empezó un fin de semana festivo del mes de mayo

Cuando el Coronavirus aún no había llegado a España, el mundo miraba con admiración a Corea del Sur. Este país asiático consiguió doblegar la curva de contagios en un tiempo récord gracias a la vigilancia y la disciplina. Las autoridades coreanas admiten ahora que están luchando contra una «segunda ola» a pesar de tenerlo todo bajo control hace unos días.

Este es un ejemplo de lo que puede pasar en España muy pronto si, tras el fin del estado de alarma, el levantamiento de las restricciones va seguido de un relajamiento excesivo en los hábitos. Esto es lo que ha pasado en Corea del Sur, donde a pesar de tener contenido el virus la reapertura de bares y clubes nocturnos a vuelto a disparar los contagios.

El éxito del país se debió a test masivos y monitorización de la población sin necesidad de grandes cuarentenas. A principios de mayo se produjo el primer rebrote en una zona de ocio de la capital, Seúl. Semanas después, aparecieron un centenar de casos en un centro comercial, y empezó una escalada que ha llegado a la situación actual.

Las autoridades reconocen que una segunda ola ha llegado a la capital del país y su entorno. El alcalde de la capital, Park Won, dijo el lunes que el distanciamiento social se volverá a imponer si hay más de 30 infecciones diarias durante las próximas jornadas.

Este lunes hubo 17 nuevos casos de Covid-19, seus de los cuatro fueron importados y 11 de transmisión local. Es la cifra más baja en casi un mes, pero el alcalde hace caso del aviso de los expertos que aseguran que los casos diarios pueden llegar pronto a 800. Esto se acerca mucho a los 900 contagios diarios registrados durante el pico de la curva en febrero.

Corea del Sur cuenta con 12.438 contagios y 280 muertos desde que comenzó la pandemia, en un país de 50 millones de habitantes. El alcalde de Seúl advierte que la segunda ola será más difícil de manejar para el sistema médico coreano: «Los sanitarios no sólo deben contener infecciones de transmisión local, sino también casos importados».

El origen de la segunda ola

Por su lado, el director de centro de prevención de enfermedades del país, Jeong Eun-Kyeong, confirma que la nueva ola de infecciones comenzó un fin de semana festivo a principios de mayo. «Originalmente predijimos que la segunda ola llegaría en otoño o invierno», admire el doctor, «pero nuestro pronóstico resultó ser incorrecto».

Ahora, desde esta institución auguran que mientras las personas tengan contacto cercano unos con otros, las infecciones continuarán durante el verano. Algo que podría pasar también en España, un país que vive los primeros días del levantamiento de las restricciones y que está a la espera de la llegada de los turistas a partir del 1 de julio.

El caso coreano es un ejemplo claro de lo que puede suceder cuando, a pesar de tener la situación bajo control, se relajan los hábitos y medidas de prevención. En España, Sanidad ha anunciado la existencia de 11 rebrotes activos en 7 provincias durante las últimas horas, y la preocupación de las autoridades ante la inminente llegada de la segunda ola es máxima.