Diverses persones amb mascareta passegen pels carrers de Viveiro, a Lugo

El dato sobre el coronavirus el último mes que preocupa a los expertos

La nueva normalidad ha traído también un preocupante aumento de contagios

El primer mes de la 'nueva normalidad' en toda España se ha traducido en un aumento considerable de los contagios por coronavirus en todo el país. A principios del mes de mayo, la buena evolución de la pandemia hizo que el gobierno español estableciera un sistema de fases bajo el cual todo el territorio terminaría en la denominada 'nueva normalidad'.

Esta última fase llegó a todo el país el 21 de junio, cuando venció la última prórroga del estado de alarma que hacía más de tres meses que estaba vigente a causa de la emergencia sanitaria. Estos días coinciden con la época de incidencia más baja del coronavirus en todo el país, y desde entonces, los casos han vuelto a aumentar hasta situarse en cifras similares a las de comienzos del mes de mayo.

200 brotes hacen que la curva vuelva a subir

Concretamente, desde el final del estado de alarma se han contagiado en España 18.564 personas, con datos hasta el 20 de julio. Esto significa que el número de contagios semanales han aumentado un 400%, en gran parte consecuencia de los más de 200 brotes que hay activos en estos momentos. Cataluña y Aragón, por el momento, muestran los datos más preocupantes.

De los más de 18.000 contagios durante este mes, 1.154 han necesitado ser hospitalizados, 93 de ellos en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), y 99 personas han muerto a causa de la enfermedad. Siguen siendo cifras muy por debajo del momento álgido de la pandemia, entre finales de marzo y comienzos de abril, pero la curva que costó tanto de allanar y hacer bajar, ha vuelto a subir.

La semana previa a la finalización del estado de alarma se detectaron en España 1.668 casos de Covid-19. Un mes después, los casos detectados en la última semana han sido 8.297, según los últimos datos facilitados por Sanidad. Un aumento del 397%.

Las autoridades sanitarias han repetido en numerosas ocasiones que el aumento de casos estaba previsto, así como los diferentes brotes que se han producido en todo el país. Sin embargo, los datos preocupan.

La libertad en la movilidad ha hecho que los contagios hayan aumentado prácticamente en todo el país, con focos muy importantes en Cataluña, Aragón, País Vasco, Galicia o Andalucía, entre otros. Las nuevas normas sanitarias, como el uso de mascarilla -obligatorias también en la calle en las últimas dos semanas-, las distancias de seguridad y la limitación de aforos no han sido suficientes.

El perfil del enfermo ha cambiado: Ahora se contagian los jóvenes

La buena noticia -o la menos mala- sobre los nuevos contagios es que el perfil de los enfermos ha cambiado en los últimos meses. Según un informe del Instituto Carlos III de Madrid, entre marzo y mayo, la edad media de los pacientes de coronavirus era de 60 años, mientras que entre mayo y julio esta cifra ha bajado hasta los 48 años.

Además, el grupo de edad donde se producen más contagios actualmente es entre los jóvenes de entre 18 y 29 años, cuando entre marzo y abril fueron los mayores de 80 años los más afectados, especialmente porque la pandemia irrumpió con mucha fuerza a las residencias de ancianos.

Este hecho provocó también que la mortalidad se disparara, mientras que ahora el 70% de los casos detectados, según Sanidad, son asintomáticos o tienen síntomas leves y no necesitan hospitalización.

En total, desde el inicio de la pandemia, en España se han contagiado ya 264.836 personas con el coronavirus. De éstas, 126.025 necesitaron ser hospitalizadas, 11.730 en la UCI, y 28.422 personas han muerto por la enfermedad.

Además, los estudios de seroprevalencia realizados por el Ministerio de Sanidad han demostrado que, en realidad, unos 2 millones de personas ya tienen inmunidad ante la enfermedad, o la han desarrollado en algún momento, y por lo tanto han estado en contacto con la Covid-19. Representan aproximadamente un 5% de la población total del país.