Persona mayor sosteniendo el teléfono en su oreja

Alerta: Todo lo que debes saber para evitar un secuestro virtual

Aumentan en la provincia de Madrid los casos de secuestros virtuales en las últimas semanas

La Guardia Civil alerta, a través de la Unidad Central Operativa (UCO), sobre los secuestros virtuales. Se ha detectado una nueva oleada durante las últimas semanas.

Los delincuentes extorsionan a una persona por teléfono simulando que tienen secuestrado a un familiar. Para aumentar la agonía de la familia, los delincuentes fingen la voz de la persona que, supuestamente, tienen retenida. Para ponerla en libertad, exigen el pago inmediato de un rescate a través de empresas de envío de dinero. Las cantidades requeridas varían entre los 2.000 y 10.000 euros.

Por ahora, esta nueva oleada de secuestros virtuales se ha detectado en la provincia de Madrid, aunque se siguen investigando más llamadas denunciadas.

En caso de ser víctima de una estafa y extorsión lo más importante es mantener la calma dentro de las posibilidades. Además, se deben seguir las pautas marcadas por los expertos del Equipo de Secuestros y Extorsiones de la Guardia Civil.

Consejos para no ser extorsionado

Hay que tener precaución con las llamadas entrantes con prefijos desconocidos o numeración oculta. Se recomienda, escuchar y dejar hablar al interlocutor para grabar la conversación si es posible.

Además, debe escribirse todo los que se recuerde y dejar una línea libre para denunciar siempre los hechos a la Guardia Civil.

Durante la llamada nunca deben facilitarse datos personales, familiares, de ubicación o contacto. Mucho menos efectuar pagos monetarios o entregas de efectos de valor requeridos por el extorsionador.

Una vez atendida la llamada extorsiva se debe mantener la calma. Hay que estar tranquilo y sereno en todo momento. Se debe intentar realizar alguna pregunta muy personal de la víctima que permita concluir si es un falso secuestro. Los datos volcados en las redes sociales y las encuestas personales pueden dar mucha información de los usuarios a los criminales.

En caso de detectar que es falso, se debe cortar la comunicación lo antes posible. Seguramente desistirán y buscarán a otra posible víctima.

Estas organizaciones pueden llegar a realizar más de 100 llamadas diarias aleatorias. Aunque es difícil averiguar sus identidades, lo más importante es denunciar cuanto antes el caso ante las fuerzas de seguridad competentes.