Usuarios del metro de Madrid en los andenes con mascarilla

Lo que supondrá el toque de queda en Madrid: Incluirá otro parón en la comunidad

Todo está pendiente de que sea aprobado el viernes

La presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, confirmaba ayer que la intención de su gobierno es que las nuevas medidas que entraran en vigor en la comunidad, una vez decaiga el Estado de Alarma no estarán centradas en actividades económicas como la restauración. El objetivo es parar el principal foco de contagio: las fiestas nocturnas privadas o botellones. Y para ello podría intentar tomar una medida extraordinaria: cerrar el transporte público por la noche. 

El gobierno de la comunidad prepara ya su propia orden sanitaria que debería ser aprobada este mismo viernes para que pueda tener efecto inmediato y entre vigor este mismo fin de semana. Y en ella se podría incluir la parada del transporte público de medianoche a las 6 de la mañana, según recoge 'ABC'. 

Está sería una de las limitaciones por horas en ciertas actividades que anunciaba también Díaz Ayuso, y todo apunta que sería la franja nocturna la que se vería más afectada, aunque el gobierno madrileño ha evitado hablar de 'toque de queda'. Por lo contrario, se podría dar el caso que se decidiera alargar hasta las 23 horas la obertura de la restauración. 

La presidenta y el vicepresidente Ignacio Aguado insistían ayer es en el ámbito privado donde se producen la mayoría de los contagios. Hasta un 80 por ciento del total afirmaban, situando los contagios en jóvenes de 15 a 28 años como el 28% de los que se producen en Madrid. 

Por este motivo tampoco se descarta que las restricciones también pueden afectar al ámbito universitario. Hasta el momento se han producido hasta 100 expedientes sancionadores en universidades públicas, con multas de hasta 1.000 euros y expulsiones de residencias. 

Lo que sí tiene claro el gobierno de Madrid es que la orden que se aprobará el viernes no afecte a derechos fundamentales para evitar nuevamente problemas judiciales. Por eso piden al Gobierno que tome la iniciativa y que busque la manera de aplicar este cierto 'toque de queda' pero sin la necesidad de otro Estado de Alarma. «Tienen muchos mecanismos, si hubiese voluntad real de ayudar, hay maneras», dicen fuentes del ejecutivo madrileño citando por ejemplo que la Delegación de Gobierno puede evitar las fiestas privadas o vigilar el cumplimiento de las cuarentenas.