Camarero con mascarilla sirve unas cervezas a unas clientas en una terraza

Una comunidad de España quiere prohibir reuniones de más de 15 personas

Extremadura solicita la prohibición de los encuentros sociales y de los botellones

Extremadura solicita prohibir reuniones privadas de más de 15 personas, tanto en los domicilios como fuera de ellos, así como los botellones. 

Para ello, ha presentado ante el juez un informe de salud pública extenso donde manifiesta que la comunidad autónoma tiene más del 54% de los positivos se han dado a causa de los encuentros entre familiares. 

Sin embargo, y según ha informado José María Vergeles —vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales—, bautizos, bodas, comuniones y funerales quedarían exentos dentro de esta prohibición,

Esto sería así porque estas celebraciones tienen lugar en establecimientos hosteleros donde se llevan a cabo medidas de seguridad y que, por lo tanto, están «regladas y controladas». 

A la espera de la decisión de la autoridad judicial

Además, el vicepresidente ha manifestado que aunque estas medidas no sean aprobadas por la autoridad judicial de la Junta de Extremadura, serán publicadas de todas formas pero como recomendaciones. 

Pese a que no será posible si esta normativa se aprueba controlar si en un domicilio privado se reúnen más de 15 personas, Vergeles ha declarado que si el Gobierno que incumplirla podría considerarse como una falta grave o muy grave si se produjera un brote y se demostrase que el origen se ha dado en ese encuentro. 

También ha querido recordar que el Gobierno extremeño el mes pasado aprobó un decreto ley donde se ha declarado que está permitido sancionar con multas que van desde los 3.000 a los 600.000 euros las infracciones que sean consideradas como graves o muy graves por poner en riesgo la salud pública.

Por otro lado, ha explicado que a diferencia de otras comunidades autónonomas, tras el estado de alarma, en Extremadura el foco principal de contagios no es en los jóvenes y adolescentes, sino en las personas entre 30 y 50 años. 

No obstante, ha aclarado que también pretenden prohibir los botellones y establecer, si cuentan con el respaldo judicial necesario, una vigilancia especial para conseguir llevar esta medida a cabo. Además, hablarán con la Delegación del Gobierno y con la Federación Extremeña de Municipios y Provincias (Fempex) para que actúen teniendo esto en cuenta.