Un treballador amb roba adequada durant una prova PCR

Una comunidad de España, descontrolada: El virus se dispara un 1500% en un mes

En la última semana se han detectado 4.000 nuevos casos y es el foco regional más intenso en toda Europa

Aragón es actualmente el foco regional de coronavirus más intenso de Europa, con una incidencia del virus de 567 casos por cada 100.000 habitantes. Desde que empezaran los rebrotes en esta Comunidad Autónoma tras el fin del Estado de Alarma, Aragón cumple 2 meses de contagios que no han podido frenar, y que siguen aumentando descontroladamente. Tanto es así que el ritmo de propagación es ya muy preocupante, porque según los últimos informes oficiales, los contagios de la última semana han aumentado en 4.000 nuevos casos, un 1.500% más que los contagios de hace tan solo un mes.

Del 3 al 9 de agosto el virus se ha desatado entre la población

Aun con el plan de choque que las autoridades aragonesas presentaron a mediados de Julio para contener el avance desbocado de los rebrotes, el ritmo de contagios ha seguido incrementándose muy rápido y sigue imparable.

De esta manera, durante esta última semana del 3 al 9 de agosto, Aragón ha detectado un total de  3.978 nuevos contagios, cuando en las mismas fechas de julio solo se detectaron 256. La ciudad de Zaragoza concentra el principal foco de infección, aunque en las últimas semanas han empezado a aumentar los casos de contagios en muchos municipios aragoneses, con lo que también ha aumentado el número de hospitalizados.

Ahora mismo, en todo Aragón hay ingresados 544 pacientes por Covid-19, de los cuales 51 se encuentran ingresados en la UCI en estado grave o crítico. Estas cifras siguen lejos de llevar a los hospitales a desbordarse como pasó en la primera ola de la epidemia, y de momento aseguran los expertos que existe un amplio margen de maniobra para hacer frente a nuevos ingresados, ya que según las cifras, en la última semana han aumentado un 15% la cifra de hospitalizados.

Pero donde más preocupa la situación es en las residencias de ancianos, donde desde hace semanas están aumentando los casos de coronavirus, y en los Centros de Atención Primaria, donde se encuentran al límite ante la avalancha de casos sospechosos de coronavirus a los que tienen que atender.