Una mujer calienta sus manos sobre un radiadior

Si también te han saltado los plomos los días de frío es que pagas lo que toca de luz

Todos pagamos en la factura una parte llamada potencia contratada y la puedes ajustar según tus necesidades

2021 ha arrancado con una subida en el precio de la luz por el aumento de la demanda ante la bajada de las temperaturas. La ola de frío ha encarecido el recibo de la luz, pero algunos españoles pagan más que otros y hay un truco para saberlo: Si no te han saltado los plomos estos últimos días, es que estás pagando de más.

El hecho de no haberte quedado a oscuras durante la ola de frío indica que tienes un potencia contratada superior a tus necesidades, y por lo tanto con un coste superior. Esto es así tanto si tienes calefacción eléctrica como no.

La antigua expresión «han saltado los plomos» o «ha saltado el diferencial» viene de cuando los diferenciales eran de cerámica y plomo. Ahora, junto al cuadro de luz de casa, hay un interruptor automático de control de potencia (IPC). Si durante los picos de frío más intenso la luz no se ha ido, significa que estás regalando dinero a las compañías eléctricas.

De hecho, todos pagamos dentro de la factura una cantidad que se llama potencia contratada, y que es el consumo eléctrico en un momento dado. La potencia media contratada es de 4,4 kw, y a más de la mitad de los hogares les sobra. Hay que tener en cuenta que la potencia no aprovechada es un beneficio extra para las compañías.

Si ponemos en funcionamiento todos los electrodomésticos de gran consumo, el automático salta como medida de seguridad. Pero en cambio, si no contactamos más de tres aparatos de gran potencia a la vez, podemos gestionar el pico de consumo y reducir la potencia hasta llegar a un punto ligeramente superior a este pico.

Un simple ejercicio práctico

Basta con mirar la potencia contratada en la factura de la luz, y luego ir enchufando los grandes aparatos eléctricos hasta que salte el interruptor automático. Cada uno de ellos suele consumir 2000 w. Ahora calcula: ¿Cuántos aparatos de gran consumo has tenido encendidos antes de que saltara el automático? 

Este sencillo ejercicio demuestra que en tu casa no se dan las condiciones para encender todos los aparatos de golpe, y que puedes reducir fácilmente la potencia contratada si haces una buena gestión del consumo simultáneo. Recuerda que puedes bajar la factura a la cifra que tú desees, incluidos los decimales, y que cada décima de más es un beneficio extra para la compañía eléctrica. 

Lo que puedes ahorrar con el simple hecho de rebajar la potencia contratada salta a la vista solo con comprobar el gasto sin impuestos para un mes como el de enero.

  • Potencia de 3 kW: 9,7 euros
  • Potencia de 4 kW: 12,9 euros
  • Potencia de 5 kW: 16,1 euros
  • Potencia de 7 kW: 22,6 euros

La conclusión es que bajando 1 kW la potencia contratada te puede ahorrar algo más de 3 euros al mes, sin incluir los impuestos. Esto hace un total de 36 euros a lo largo del año. Estos cálculos tienen en cuenta sólo el gasto fijo, sin entrar en el consumo y en las tarifas con discriminación horaria. Pero es un buen indicador.

Subida ‘puntual’ por la ola de frío

El Gobierno defiende que la subida del precio de la luz en el mes de enero ha sido coyuntural y puntual y que trabajan sin descanso para que al final de año sea más barato que el anterior. Sin embargo, descartan una reducción del IVA para no contradecir la línea que está marcando Europa en esta materia.

España ya ha recibido un toque de atención de Bruselas por el uso abusivo del IVA reducido o superreducido. Por eso descartan una rebaja de la luz a través de esa partida, que actualmente es del 31%. El Gobierno recuerda que la subida del precio en el mercado mayorista de la electricidad se debe a un pico concreto marcado por las condiciones actuales de frío, que ha conllevado un incremento de la demanda. 

El objetivo del Gobierno sigue siendo abaratar el recibo de la luz, como ya ha hecho en los dos últimos años con una rebaja de los costes de la electricidad del 40%. Por eso defienden que están cumpliendo con las promesas electorales y favorecer cambios normativos que hagan posible un abaratamiento en la factura de la luz a corto y largo plazo.