Imagen de un iceberg en el Atlántico sur

Catástrofe natural: Un iceberg tan grande como Mallorca y Menorca juntas tiene en vilo a todo el mundo

Hay un 50% de probabilidades de que la gran masa de hielo impacte contra la isla

El mayor iceberg  del mundo, que ocupa un tamaño similar al de dos de nuestras islas del archipiélago balear, Mallorca y Menorca juntas, podría  chocarse frente a la isla Georgia del Sur, en el Atlántico sur,  donde hay un refugio de miles  de pingüinos  y focas  que ya no podrían alimentarse correctamente, advierten los científicos. El calentamiento global aceleró el desprendimiento de icebergs  en la Antártida, desencadenando consecuencias que podrían ser devastadoras para la abundante fauna presente en Georgia del Sur, administrada por Reino Unido y cuya soberanía reclama Argentina.

160 km de largo y un billón de toneladas

Este iceberg, llamado A68, es un gigante de 160 kilómetros de largo y 48 de ancho se desprendió en julio de 2017 de la plataforma glaciar Larsen C, pegada a la Península Antártica. A la velocidad que deriva en la actualidad, se requerirán de 20 a 30 días para que alcance las aguas poco profundas alrededor de las islas. «La probabilidad de una colisión es de 50/50», explica Andrew Fleming del British Antarctic Survey a la AFP.

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A que esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

Varios miles  de pingüinos  reales viven en la isla, al lado de pingüinos  dorados, pingüinos  barbijos o pingüinos  papúa. También están presentes focas, albatroces errantes y aulladores en Georgia del Sur. Si el iceberg  llega cerca de la isla, podría afectar la capacidad de los animales para alimentar sus crías, amenazando su supervivencia, pero también la de los bebés foca. «El número de pingüinos  podría reducirse fuertemente», indica Geraint Tarling, del British Antarctic Survey.

El iceberg  podría también cambiar el ecosistema de los fondos marinos, que podría tardar décadas o siglos en restablecerse. El carbono retenido en esos organismos podría ser vertido al océano y la atmósfera, agregándose a las emisiones de CO2 causadas por las actividades humanas, explican los investigadores. Por otro lado, «este iceberg  acumuló durante centenares de años muchos nutrientes y polvos, que son liberados poco a poco y fertilizan los océanos», agrega Geraint Tarling.

¿Cómo es el iceberg A68?

Según informa la Wikipedia, el iceberg A-68 se formó en la plataforma de hielo Larsen C en julio de 2017.​ Con una superficie de 5.800 kilómetros cuadrados, el doble del tamaño de Luxemburgo, mayor que Delaware y con un peso de un billón de toneladas, es uno de los icebergs  más grandes registrados, el más grande es el B-15 que midió 11,000 kilómetros cuadrados antes de romperse. Su creación redujo el tamaño total del estante Larsen C en un 12 por ciento. No hay un posible rumbo para el iceberg; sin embargo, los datos históricos muestran que muchos icebergs  interrumpidos desde la Península Antártica llegan a las Islas Georgias del Sur y Sandwich del Sur. El Centro Nacional de Hielo de los Estados Unidos asignó el nombre "A-68".

A-68 era parte del Larsen C, una sección de la plataforma de hielo  Larsen. La comunidad científica actualmente está dividida ya sea que el parto sea el resultado del cambio climático  o simplemente una ocurrencia natural. Los científicos descubrieron que el crack comenzó a formarse en noviembre de 2016, y otros sugirieron que podría haberse interrumpido hace una década. Según los científicos que observaron el camino del iceberg, A-68 «no solo se abrió paso en un tiro limpio, primero formó una red de encaje de grietas».

Las imágenes de satélite de la ESA y del Programa Copérnico de la Unión Europea muestran que el iceberg  se está astillando, formando más icebergs  en el proceso. ​Los científicos están estudiando la posibilidad de que la plataforma de hielo  colapse como resultado de la división con A-68, o si el iceberg  fue el 'corcho' para Larsen C que podría permitir que el hielo  fluya más libremente hacia el mar, contribuyendo así al aumento de los niveles del agua del mar.