Carolina Darias en rueda de prensa el 28 de enero del 2021

La ministra de Sanidad se estrena dando la primera noticia positiva en semanas

Carolina Darias se ha estrenado como ministra esta semana y se ha mostrado optimista de cara a las próximas semanas

La nueva ministra de Sanidad ha estrenado esta misma semana su nuevo cargo y ya ha dejado su primer atisbo de optimismo. Carolina Darias cogió el relevo de Salvador Illa, que dimitió para dedicarse a la campaña electoral catalana que ha iniciado este mismo viernes, 29 de enero, como candidato del PSC a la presidencia de la Generalitat Catalana.

Darias no era una desconocida en la gestión de la pandemia, y su elección era lógica teniendo en cuenta que trabajó codo con codo con Illa en la gestión de la pandemia como ministra de Política Territorial y Función Pública. Su relación habitual con todas las autonomías bajo esta cartera la convirtió en la sucesora natural de Illa, pero ha sido en el peor momento de la pandemia en nuestro país desde el pasado mayo, cuando se inició el proceso de desescalada del primer estado de alarma y del confinamiento estricto vivido en España durante marzo y abril. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

En plena tercera ola, con máximos de contagios diarios, con la incidencia acumulada más alta jamás registrada en España, con altas cifras de fallecidos que ya recuerdan a los de la primera ola, y con los servicios sanitarios al borde del colapso en algunas zonas, Darias ha cogido las riendas de Sanidad con la intención de doblegar la curva de la tercera ola.

En ese sentido, la ministra ha dado ya la primera noticia positiva sobre el Covid-19 en España en las últimas semanas, y es que algunos indicadores parecen indicar que la tercera ola podría haber llegado ya a su pico más alto, y en algunas autonomías incluso se ha doblegado ya la curva. 

«Estamos empezando a doblegar la curva», ha afirmado tajante la nueva ministra durante su primera comparecencia como titular de Sanidad en el Congreso de los Diputados. Darias ha continuado explicando que «los indicadores nos siguen situando dentro del escenario de riesgo muy alto o extremo, pero estamos empezando a doblegar la curva».

Eso sí, ha matizado que «todavía quedan semanas duras para doblegar la curva y mantenerla baja». En ese sentido, Darias aseguró que cuesta muy poco subir la incidencia, que cuesta mucho mantenerla y que cuesta muchísimo más bajarla, y que en la situación que está el país actualmente, haría falta bajar la incidencia «casi en rápel» para controlar del todo la pandemia

La ministra ha añadido que la situación actual de los hospitales y los fallecimientos es preocupante, porque estos indicadores suelen empezar a bajar semanas después de alcanzar el pico de contagios. «El número de casos nuevos está descendiendo y algunas comunidades autónomas están en descenso, pero la ocupación hospitalaria es muy alta: ocho comunidades autónomas tienen la mitad o más camas UCI ocupadas por pacientes con Covid-19. Nos esperan días difíciles y complicados», ha querido señalar. 

Además, Darias ha apuntado que «la batalla epidemiológica no parece que vaya a acabar en los próximos meses, por lo que necesitamos la colaboración de todos los gobiernos y de cada uno de los ciudadanos». 

Lo peor de la tercera ola

Sus palabras se sustentan en los datos que el Ministerio de Sanidad aporta diariamente y en los que ya se ha podido observar cierta ralentización de los índices. Ayer mismo, 28 de enero, la incidencia acumulada bajó por primera vez en semanas, de 899 a 889 casos por cada 100.000 habitantes. En algunas regiones, como Cataluña, Baleares o Extremadura, este mismo índice lleva algunos días bajando, así como el número de nuevos casos notificados.

Pero la situación sigue siendo muy preocupante porque hay seis autonomías con más de 1.000 casos de incidencia acumulada, lo que significa que cada dos semanas se contagia más del 1% de su población. 

La tercera ola se está ensañando especialmente con la Comunidad Valenciana, que actualmente lidera todos los indicadores: es la región con mayor incidencia a dos semanas (1.459), con mayor ocupación hospitalaria (42,16%), con mayor ocupación de las UCI (62,97%), con mayor positividad de las pruebas diagnósticas (29,40%) y con mayor cifra de fallecidos en la última semana (434).