Una mujer mayor cuenta monedas

Cambios en las pensiones en España: Cómo afectan a los ya jubilados y futuros pensionistas

Gobierno, patronal y sindicatos llegaron este lunes a un acuerdo sobre esta cuestión

Durante meses, la reforma del sistema de pensiones ha dado mucho de que hablar en nuestro país. Han sido muchas semanas de ajustes y de negociaciones, pero finalmente este lunes, el Gobierno llegaba a un acuerdo con sindicatos y patronal. Los agentes sociales validaban, pues, el pacto en el que se establecen las condiciones para las jubilaciones en los próximos años.

Las 5 principales novedades del nuevo pacto sobre las pensiones en España

Son varias las medidas que afectan a millones de españoles. Algunas de ellas, incluso, tienen efectos directos sobre las personas que ya están jubiladas, como la revalorización de las pensiones por el IPC. La Vanguardia hace este martes un repaso a estas principales novedades que presenta el nuevo pacto, que repasamos en cinco grandes bloques:

Revalorización de las pensiones con el IPC anual

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

El nuevo sistema de pensiones recupera su actualización anual en base al IPC. De esta forma, se quiere garantizar que, anualmente, los pensionistas no pierdan poder adquisitivo. Así pues, cada 1 de enero, las pensiones van a aumentar tomando como referencia la inflación media anual de noviembre del año anterior.

Las pensiones van a subir, pues, de la mano del IPC. Pero, ¿qué ocurrirá si el IPC desciende? ¿Bajarán las pensiones? La respuesta es negativa: en caso de rebaja, no se van a recortar las prestaciones a los jubilados.

Jubilaciones anticipadas: más obstáculos

Observemos en primer lugar las jubilaciones anticipadas voluntarias. Primer cambio: los coeficientes reductores que se aplican van a ser mensuales, ya que hasta ahora eran trimestrales. La jubilación podrá anticiparse un máximo de dos años respecto a la edad legal, pero las penalizaciones serán severas en este caso.

Los coeficientes reductores por jubilación anticipada voluntaria oscilarán, para aquellos que lleven menos de 38,5 años cotizados, entre el 21 % (por 24 meses de anticipo) y el 3,26 % (un mes). Para los que hayan cotizado más de 44,5 años, jubilarse dos años antes les hará perder el 13 %, mientras que hacerlo un mes antes, el 2,81 %. En el caso de las jubilaciones anticipadas involuntarias hasta dos años antes de la edad legal, va a aplicarse la penalización de las voluntarias si es más favorable.

Otra novedad sustancial en este campo afecta a las personas con las bases máximas de cotización. Hasta ahora, su jubilación anticipada 24 meses antes suponía una rebaja de hasta el 4 %, pero con el nuevo pacto este descuento sube hasta el 21 %. Con la reforma, a los trabajadores con máximas bases se les aplica, proporcionalmente, la penalización que reciben otras franjas de cotización.

Pero hay condiciones: la penalización del 21% se aplicará progresivamente desde enero de 2024 y durante diez años. Además, está condicionada a una mejora de la pensión máxima, que se va a negociar en el segundo bloque de esta reforma, a partir de este próximo otoño.

Finalmente, quedan fuera de las anteriores modificaciones los que pierdan el empleo antes del 1 de enero de 2022. Esta condición también atañe a los afectados por EREs, convenios colectivos o decisiones tomadas antes de la entrada en vigor de la reforma.

Freno a la jubilación forzosa

La jubilación forzosa queda prohibida para trabajadores menores de 68 años. En sectores en los que la presencia de la mujer sea inferior al 20%, podrán operar, pero será obligatorio sustituir al jubilado por una trabajadora.

Aquellos que retrasen su retiro no tendrán que cotizar por contingencias comunes, salvo por incapacidad temporal, tras superar la edad legal de jubilación. Por cada año trabajado de más, el trabajador podrá elegir o combinar entre dos medidas. O bien un 4 % más de pensión, o bien un pago de entre 4.700 y 12.000 euros, según los años cotizados. 

Cuando los trabajadores mayores de 62 años estén de baja por enfermedad, las empresas verán reducidas sus cuotas en un 75%.

Autónomos: nueva cotización por ingresos reales

En 2023 entrará en vigor la cotización por ingresos reales, con un periodo de transición máximo hasta 2032. Habrá hasta trece franjas y el autónomo podrá modificar a cuál se acoge hasta seis veces al año.