Simón entrega a Sánchez un informe sobre la 'estrategia de transición' antes de la reunión con las CCAA.

Cambio en la desescalada: Sanidad puede no desescalar por provincias

El gobierno de Sánchez se abre a esta opción tras las peticiones recibidas desde varias comunidades autónomas

La estrategia de desescalada planificada por el Gobierno español podría sufrir cambios antes del inicio de su aplicación, previsto para el próximo lunes, 4 de mayo. Aunque el presidente,  Pedro Sánchez, anticipó el pasado martes la intención de que el plan de retroceso en las medidas de confinamiento se organizara por provincias, lo cierto es que en las últimas horas, el ejecutivo se plantea opciones alternativas.

Peticiones desde varios puntos del territorio español

Así pues, aunque la unidad territorial de referencia en la mayoría de regiones españolas serían, en efecto, las provincias; el gobierno de España está dispuesto a modificar esta regla a petición de los gobiernos autonómicas. Es la respuesta del Ministerio de Sanidad a la petición de comunidades como Galicia, Cataluña o la Comunidad Valenciana, que prefieren implementar el plan por regiones sanitarias.

Por su parte, otras comunidades proponen otro tipo de desescalada: es el caso, por ejemplo, de Andalucía, cuyo gobierno regional defiende que las provincias de  Almería y Huelva, además de algunas comarcas de Málaga, puedan acceder directamente a la fase 1 por su baja tasa de contagios en los últimos días. Castilla-la Mancha también se mueve en postulados similares a los planteados desde Andalucía.

El BOE 'dictará sentencia'

¿Qué debe pasar ahora? El gobierno deberá dictar, desde hoy hasta el próximo domingo, sucesivas órdenes ministeriales que se traducirán en el BOE. En ellas, se oficializarán las concreciones del plan de desconfinamiento: se entrará, en definitiva, en detalles reales. No se sabe ahora mismo, por ejemplo, cuáles son los umbrales que las comunidades autónomas deberán mantener para promocionar de fase en el  plan de desescalada

Se espera que en estas órdenes ministeriales el gobierno dicte, de manera definitiva, las unidades territoriales que guiarán el plan de relajación de las medidas de confinamiento. Habrá que ver, pues, si recogen el guante de algunas comunidades autónomas y autorizan su gestión a través de regiones sanitarias o de comarcas, en cada caso.