Begoña Gómez en el 40 aniversario de la Feria Internacional de Turismo (FITUR) en Madrid el martes 21 de enero de 2020

La mujer de Pedro Sánchez, Begoña Gómez, lanza una petición a los restaurantes

La hostelería ha sido uno de los principales sectores más afectados por la pandemia hasta el momento

Inmersos en la pandemia de la covid-19 y en plena campaña de vacunación para hacerle frente al coronavirus, son muchas las incógnitas las que acontecen en estos días sobre qué es lo que va a pasar de cara a las próximas semanas e incluso meses, tras el cese del Estado de Alarma.

La cruda realidad es que esta crisis mundial ha incidido duramente en prácticamente todos los sectores económicos, especialmente al de la hostelería y el del turismo.

En este sentido, la mujer del actual Presidente del Gobierno, Begoña Gómez, ha aportado en un foro sobre «Ciudadanía Global» patrocinado por el Ejecutivo de España, algunas sugerencias que podrían ayudar a paliar las consecuencias acontecidas en estas empresas españolas. La misma, que es la directora de la Cátedra de Transformación Social por la Universidad Complutense, ha participado en una mesa redonda sobre «el papel de la empresa en los Derechos Humanos».

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

No ha dudado en decir que las empresas tienen que ir un paso más allá de la búsqueda de beneficios. Así mismo, ha explicado que los establecimientos y negocios gastronómicos, a pesar de ser los más dañados por esta crisis, deben realizar una inversión y reconvertirse en centros educadores de comida sana para promover mejores valores a la ciudadanía.

«Puedo poner un ejemplo muy sencillo. Un restaurante, que es un caso más sencillo que una pyme. Pongamos una empresa que da menús. Puede ver su experiencia, su entorno, los clientes que tiene, los proveedores… y a partir de ahí pensar que conociendo los Objetivos de Desarrollo Sostenible puede unirse a la transformación social en marcha», explica.

«El restaurante puede apoyarse en dos puntos: en el eje ecológico porque recicla, usa energías limpias, usa productos ecológicos… y en el objetivo de la educación: puede enseñar a la gente a comer bien. Ésta es una perspectiva que cambia totalmente el restaurante. Tú puedes decir: ‘¿Qué hace tu restaurante?, ¿dar comida o generar educación?’ Educo en comida sana a mis clientes a través de productos ecológicos de proximidad. Esta frase es completamente diferente a simplemente doy comidas», añade.

Con la mirada fijada en un futuro sostenible

A pesar de los malos resultados y de la situación a la que hacen frente una gran parte de hosteleros con motivo de la pandemia, les ha animado a los negocios a contribuir en la Agenda 2030 y con los Objetivos de Desarrollo Sostenible: «Es decir, yo, como restaurante educo en comer bien y además con productos ecológicos. Abro todo un ecosistema de relación: con colegios para educar en comer, con los productores agrícolas que hay en mi entorno… y, por lo tanto, estoy por encima del negocio. La narrativa es completamente diferente», destaca.

Tras la proposición a los empresarios del sector hostelero, Begoña Gómez considera que un local «genera un retorno social con el que se diferencia y genera una ventaja competitiva». Igualmente, admite que habla con fundamentos puesto que ya conoce distintos ejemplos reales que funcional tal y como expresó con anterioridad y que estos mismos, incluso «se han producido durante la pandemia».

La mujer del Presidente del Gobierno cada vez suma más nuevas proposiciones a los empresarios nacionales en las distintas reuniones a las que acude como ponente de congresos respaldados por el Gobierno, así lo ha confirmado OKDIARIO.

Siguiendo con esto, también quiere que estas mismas entidades apuesten por la fabricación de «productos de reciclaje». «No es lo mismo decir ‘yo soy una diseñadora de bolsos sin más’, a decir ‘yo diseño bolsos con material procedente de cristal reciclado. Te abres a un ecosistema diferente. Generas un sistema de reciclaje que tiene que ver con el cambio climático. Cualquier pequeña empresa puede hacerlo», termina.