Primer plano de un hombre sacando dinero de un cajero automático

Las ayudas que puedes cobrar en tu comunidad autónoma: Hasta 500 euros

Las personas que no han podido cobrar el ingreso mínimo vital puede acceder a la renta de inserción de las comunidades

El ingreso mínimo vital (IMV) aprobado en junio de 2020 es la medida estrella del Gobierno de Pedro Sánchez para paliar los efectos de la crisis económica. Sin embargo, esta ayuda para la población más vulnerable solo ha llegado a una de cada cuatro familias previstas inicialmente, y ha dejado fuera a muchas personas que lo necesitan.

Las personas en situación precaria que no han recibido el ingreso mínimo vital disponen de otras ayudas como la renta mínima que ofrecen las comunidades autónomas. Estas son las ayudas de tu comunidad que puedes cobrar si no has recibido el IMV, y sus requisitos.

Andalucía

En Andalucía existe la renta mínima de inserción laboral, pensada para las familias en situación de pobreza o exclusión social. Se trata de una prestación mensual del 78% del IPREM, es decir, unos 450 euros. Por cada miembro de la familia se aumenta un 10%, hasta un máximo de 125%. Pueden pedirla los que tengan entre 25 y 64 años con menores o discapacitados a cargo, huérfanos, víctimas de violencia de género o discapacitados con más del 33%. Se pide estar empadronado de forma estable y disponer de recursos inferiores a la cuantía de la que consta la ayuda.

Aragón

En Aragón puedes cobrar el ingreso aragonés de inserción, una prestación complementaria del ingreso mínimo vital. Consta de una ayuda de 522 euros para una persona sola, pero la cantidad va aumentando por cada miembro de la familia. Pueden cobrarla los que tengan entre 18 y 30 años y que no puedan acceder al IMV, y los que hayan estado protegidos por una entidad pública, solicitantes de asilo y refugio. Hay que tener residencia en Aragón. 

Asturias

En Asturias existe el salario social básico, que garantiza unos ingresos mínimos en la unidad de convivencia. La pueden pedir los empadronados en la comunidad y los refugiados y apátridas. También las personas entre 18 y 25 que constituyan una unidad económica de convivencia independiente en situación de orfandad, discapacidad o con menores o personas dependientes a cargo. Consta de una cuantía a partir de 365 euros.

Canarias

La prestación canaria de inserción tiene el mismo objetivo que el ingreso mínimo vital y está dotada de una cantidad mínima de 450 euros. Para acceder a ella hay que tener residencia en Canarias o estar empadronado al menos seis meses antes de la fecha de la solicitud. Pueden pedirla los que tienen ingresos inferiores a la cuantía de la ayuda, y se exige estar inscrito como demandante de empleo.

Cantabria

La renta social cántabra está valorada con una ayuda de 450 euros, a la que se añade un 25% más por cada miembro de la familia. Como requisitos se pide carecer de recursos económicos para las necesidades básicas, tener residencia o estar empadronado en Cantabria los doce meses anteriores a la solicitud, tener entre 23 y 65 años, y en el caso de los desempleados estar inscrito como demandante de empleo.

Castilla-La Mancha

El ingreso mínimo de solidaridad que se ofrece en Castilla-La Mancha ofrece una ayuda del 60% del salario mínimo interprofesional (unos 570 euros) más un 6% más por cada miembro de la familia. Los requisitos son tener entre 25 y 65 años, estar inscrito como demandante de empleo y residir o estar empadronado en Castilla-La Mancha con dos años de antelación a la solicitud (excepto para migrantes retornados). 

Castilla y León

En Castilla y León se ofrece la renta garantizada de ciudadanía, que exige tener residencia o estar empadronado en algún municipio de la comunidad al menos un año antes de la solicitud. Con el objetivo de garantizar los medios básicos a las familias vulnerables, se concede a los que tienen entre 25 y 65 años y carecen de medios económicos suficientes. Esta ayuda está dotada con unos 450 euros, más complementos por cada miembro.

Cataluña

La renta garantizada que se ofrece en Cataluña tiene como objetivo ayudar a las personas a superar una situación de pobreza. Para ello, puede pedirla los mayores de 18 años con menores o personas con discapacidad a cargo, que estén empadronados o residan en la comunidad al menos dos años antes de la solicitud, y que tengan ingresos inferiores a los necesarios para cubrir las necesidades básicas. Esta ayuda, valorada en 569,12 euros mensuales, es incompatible con cualquier prestación contributiva.

Comunidad de Madrid

La renta mínima madrileña, dirigida a satisfacer las necesidades de sustento, habitación, vestido y atención médica, proporciona una ayuda mensual básica más complementos variables. Pueden pedirla los mayores de 25 años y menores de 65 que tengan residencia o estén empadronados un año antes de la solicitud. Como requisito se establece no disponer de recursos suficientes para garantizar un modo de vida digno.

Comunidad Valenciana

La renta valenciana de inclusión para combatir la exclusión social y la precariedad se ofrece a las personas empadronadas un año antes de la solicitud, y que carecen de recursos económicos o bienes inmuebles. La ayuda está valorada en 760 euros mensuales para una sola persona, y un máximo de 1.140 euros para familias de seis o más personas.

Extremadura

La renta básica extremeña pretende garantizar unos mínimos de vida digna de las personas y promover la integración social y laboral. Se pide tener más de 25 años, o entre 18 y 25 años para personas con cargas familiares, huérfanos o víctimas de la violencia de género. También carecer de ingresos básicos para vivir y estar empadronado o con residencia en la comunidad seis meses antes de la solicitud. Se ofrece una ayuda de 564 euros, más los complementos por miembro hasta los 900 euros.

Baleares

La renta social en las Islas Baleares consta de una ayuda entre 429,29 y 776,58 euros en función de las personas en la unidad familiar. Para acceder a este subsidio hay que tener más de 25 años o tener menores o discapacitados a cargo, o ser víctima de la violencia de género. Se exige el padrón o residencia con antelación de 36 meses a la solicitud, y que el núcleo familiar tenga ingresos inferiores al importe de la ayuda.

Galicia

La renta de inclusión social gallega ofrece una ayuda valorada entre 423,68 euros y 762,62 en función de los miembros de una unidad familiar. En este caso se pide tener residencia efectiva en la comunidad, tener más de 25 años y disponer de ingresos inferiores a la cantidad mínima de la ayuda. Se incluyen como requisitos tener carga familiares, estar en proceso de rehabilitación social, ser víctima de la violencia de género, tener una discapacidad de más del 33%, ser inmigrante o emigrante retornado y ser una persona sin hogar o en proceso de cambio de sexo.

La Rioja 

La Rioja ofrece una renta de ciudadanía para cubrir las necesidades fundamentales de las personas en riesgo de exclusión social. La cuantía máxima de esta ayuda es de 705 euros, para las personas que tengan residencia efectiva al menos un año antes de la solicitud. Pueden pedirla los que tengan entre 16 y 23 años con cargas familiares o huérfanos, y los que tienen más de 23 años. Como requisito se incluye disponer de rentas inferiores a la cuantía mínima de la ayuda.

Navarra

La comunidad navarra ofrece una renta garantizada para las personas que no pueden cubrir sus necesidades básicas. Valorada en un mínimo de 636 euros y un máximo de 1.273, se asigna a las personas mayores de 18 años, o a los que tienen entre 18 y 24 con menores a cargo. Se pide la residencia en Navarra al menos dos años antes de la solicitud, y carecer de ingresos suficientes para cubrir las necesidades básicas.

País Vasco

La renta de garantía de ingresos del País Vasco está orientada a cubrir las necesidades básicas de las personas y familias en riesgo de exclusión. En este caso, hay que extar empadronado durante los 3 años anteriores a la solicitud y tener ingresos inferiores a la cuantía mensual. Se pide tener más de 23 años y estar inscrito como demandante de empleo.

Murcia

La renta básica de Murcia para personas y familias en riesgo de exclusión social consiste en una ayuda a partir de 366 euros. Para pedirla hay que estar empadronado en un municipio de la comunidad al menos un año antes de la solicitud, ser mayor de 25 años y menor de 65 y carecer de recursos económicos para el sustento vital.