Fotografía de una copa de ron con cola

Van a crecer las terrazas de los bares, pero no en las aceras

La entrada en la fase 1 del plan supondrá el relajamiento de importantes restricciones de circulación y reunión a partir del 11 de mayo.

El Gobierno ya ha puesto en marcha la vuelta a la nueva normalidad. Sin embargo, algunas medidas del plan de desescalada han sufrido modificaciones de última hora que conllevarán una reordenación de las ciudades. 

Dos de las principales modificaciones están incluidas dentro de la fase 1 del plan, que se iniciará a partir del 11 de mayo en la mayoría de las provincias españolas, con excepción de La Gomera, El Hierro, La Graciosa y Formentera. 

Las islas entrarán directamente en la primera fase a partir de este lunes 4 de mayo. 

Modificaciones del Gobierno en la fase 1

La entrada en la fase 1 del plan supondrá el relajamiento de importantes restricciones de circulación y reunión, especialmente tras las modificaciones introducidas. 

La primera permitirá reuniones de hasta un máximo de diez personas  tanto en domicilios como al aire libre, mientras que la segunda permitirá la ampliación de las terrazas de los bares. 

De esta forma, los reencuentros con familiares y amigos se podrán llevar a cabo también en las terrazas de estos establecimientos, cuya apertura ya estaba ideada desde el principio del plan. 

Sin embargo, la rectificación del Gobierno supuso la ampliación de la ocupación de la terraza, que pasará del 30% al 50%. Esta medida ayudará a los bares y restaurantes a incrementar su facturación, aunque aún así estará muy lejos de los ingresos generados con una capacidad de trabajo del 100%. 

Mayor espacio al aire libre

La ampliación de la ocupación de las terrazas al 50% inevitablemente supondrá el aumento del espacio destinado a las mismas, puesto que es necesario garantizar el distanciamiento social entre los clientes. 

No obstante, la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha querido advertir que la ampliación de las terrazas será «no a costa de las aceras sino de los coches», según recoge 'El País'. 

Teresa Ribera considera que la salida escalonada a la calle requiere tomar medidas excepcionales para evitar la expansión del coronavirus, por lo que será imprescindible la «reordenación de las ciudades»  para garantizar la distancia de seguridad entre los habitantes. 

«Si necesitamos distancia social necesitamos más espacios al aire libre, habrá que ampliar las terrazas pero no a costa de las aceras sino de los coches»  ha señalado la ministra. 

En los últimos días hemos visto como la salida a la calle, principalmente en las grandes ciudades, ha colapsado algunas aceras y calles principales.

Con los parques y espacios al aire libre todavía cerrados parece imposible encontrar lugares amplios donde las personas puedan circular y reunirse sin aglomeraciones.