Agresión racista en Reino Unido

Un turista español recibe una brutal agresión racista en el Reino Unido

El agresos gritaba «Español, habla en inglés»

Tomás Gil era un turista español que visitaba Bournemouth, Reino Unido, y sufrió un brutal ataque racista por un habitante de la zona. Gil, de 27 años, estaba hablando con a chica en español cuando, de repente, Daniel Way arrancó un trozo de madera de un edificio y lo usó para golpear brutalmente a Tomás. Durante la agresión, Daniel gritaba «Español, habla en inglés». Gil perdió la conciencia durante unos instantes por el golpe y recibió múltiples contusiones. Los transeúntes actuaron rápidamente y redujeron a Way, que más tarde fue detenido por la policía. Fue condenado a 12 meses de prisión, 150 horas de trabajo a la comunidad y una multa de 800 libras, unos 1.200 euros.